Castraciones en perros y gatos.

La castración, es la extirpación quirúrgica de los órganos sexuales en machos y hembras, para evitar la reproducción, básicamente, pero además elimina efectos secundarios, indeseables de las hormonas, que pueden repercutir sobre el comportamiento animal, y en casos de enfermedades dependientes de los efectos de dichas hormonas. Evitamos la proliferación de camadas no deseadas al evitar la reproducción accidental o exagerada de los animales.

Con respecto al comportamiento, de las mascotas, disminuye o evita acciones molestas, como el marcaje con orina, el efecto de estímulo sexual, que provoca ansiedad por escaparse o el ingreso de animales de la calle, cuando hay un animal en celo en la casa. Actitudes, como el instinto de montarse o maullidos, además de actitudes de agresividad por dominancia sexual entre machos.

Debemos tener en cuenta que el no reproducirse, no afecta psicológicamente, ni fisiológicamente a ningún animal, y el no tener cría no evitará ninguna patología, como habitualmente se cree.

La castración, tiene beneficios para la salud, de nuestras mascotas, aumentando la expectativa de vida. En hembras, se reduce la incidencia de tumores de mamas, pseupreñez (embarazo psicológico), afecciones ováricas y de útero- En machos, evita, los problemas de próstata, tumores, hernias perianales.

Luego de la castración, debemos controlar la dieta, para evitar el sobrepeso, debido a que con la castración, aumenta la posibilidad de sobrepeso, ya los requerimientos energéticos disminuyen.

Recomendamos la realización de control prequirúrgico, para evaluar la posibilidad de tener alguna patología y determinar el protocolo anestésico adecuado en base a los resultados.

La edad más recomendada es antes del año de edad pudiendo ser antes del primer celo.

Cualquier duda, consúltenos.

Más consejos

Una mascota nueva en la casa.

Limpieza dental.

Los ojos y la visión.

Obesidad.