Una mascota nueva en la casa

Antes de adquirir una mascota, hay que asegurarse de que se adapta a nuestra forma de vida actual y futura, debemos tener en cuenta que tomamos un compromiso muy importante, todos nos entusiasmamos con los cachorros, porque son todos lindos y simpáticos, pero debemos pensar que se adquieren para toda la vida y que ese cachorro luego va a ser un animal viejo, y que si además es una hembra va a tener celos con las molestias que pueden ocasionar, como manchas por pérdidas vulvares, visitas de animales vecinos, y si también tiene cría tendremos cachorros para cuidarlos y criarlos. Además es un ser vivo que orina y defeca. Todo debe ser evaluado antes de decidir incorporarlo a nuestra casa.

Ellos nos darán afecto y lealtad, pero nuestra obligación es darle atención, cuidados, respeto y mucho afecto.

Debemos valorar, si queremos un animal puro o un mestizo. Los animales mestizos, tienen menos predisposición que los de raza a padecer algunas patologías suelen ser inmunológicamente más resistentes, si es un animal puro, ver características de la raza, tamaño, carácter, sexo, siempre consultar antes al veterinario, que lo aconsejará correctamente.

La socialización y educación de los cachorros, es muy importante, y se debe tener en cuenta, que la etapa en que son mas receptivos y aprenden mejor es entre las 2-3 semanas y las 12 semanas de vida, no debemos dejar pasar ese tiempo en especial en razas dominantes, para poder disfrutarlas cuando crecen y no sufrirlas después porque no podemos manejarlas.

Son de gran importancia en los chicos, ya que ellos encuentran en sus mascotas compañeros que no son juguetes inanimados, sino seres vivos con los que pueden compartir juegos, sensaciones y afectos, para entablar esta relación es muy importante que los padres los acompañen con el ejemplo, enseñándole a quererlos y respetarlos. Colaboran en el desarrollo de la capacidad afectiva y de comunicación de los niños. Muchos utilizan a sus mascotas de confidentes y además tienen la posibilidad de contactarse físicamente, acariciándolos cuando ellos quieren, cosa que no siempre ocurre con los seres humanos. Es una buena manera de enseñarles a amar la vida y a reconocer las etapas de desarrollo que ellos mismos van a vivir, y para explicar con mas facilidad temas como sexualidad, procreación, nacimiento, etc.

También son de gran importancia para personas que viven solas, para los abuelos, para hacerles la vida más llevadera. La costumbre de alimentarlos y sacarlos a pasear, hace que el propietario se sienta necesitado, importante, útil, especialmente en etapa de la vida en la que la autoestima está baja.

Debemos cuidarlos desde el primer día, hacer la consulta veterinaria precoz, en lo posible antes de llevarlo a la casa, tener especial atención en la vacunación y en la desparasitación de los cachorros por su salud y la de nuestra familia.


Más consejos

Castraciones en perros y gatos.

Limpieza dental.

Los ojos y la visión.

Obesidad.